W koszyku znajduje się już karta podarunkowa, aby zamówić ten produkt dokończ aktualne zakupy i złóż osobne zamówienie!

Sudaderas para hombre

Número de productos: 1348
Vista de productos: 4 5
Anterior

Sudaderas masculinas

Sudaderas masculinas – un elemento universal y estiloso en el armario de cualquier hombre
Los hombres, lo que más aprecian respecto a la ropa es la comodidad, y después de ella el estilo y la calidad.
La mayoría de los hombres en primer lugar, eligen aquellas prendas que les aseguran el mayor nivel de comodidad.
Sin embargo, la mejor vestimenta es aquella que comprende estas tres características.
Así son las sudaderas masculinas – sobre todo cómodas, pero al mismo tiempo se encuentran al día con la moda más actual.
Y a pesar de caracterizarse por una apariencia suelta y deportiva, vale la pena que todo hombre moderno, encuentre un sitio para ellas en su armario, incluso si su estilo favorito es la elegancia clásica.
Y aún más, con la multitud de modelos de sudaderas masculinas que permite la creación de una gran variedad de estilos.

Breve historia de la sudadera masculina

Las sudaderas masculinas en la versión en la que hoy en día son conocidas aparecieron en el siglo XX.
Vale la pena ir más allá, para conocer la interesante historia del mundo de la moda, la cual, en un principio, se centró únicamente en la capucha – un elemento inseparable de la mayoría de las sudaderas actuales.
Este tipo de cobertura para la cabeza fue conocido desde los tiempos medievales, puesto que formaba parte de los hábitos de los monjes.
A lo largo de los siguientes siglos, se les siguió asignando este carácter – como elemento del traje de los eclesiásticos, aunque con agrado las llevaban personas de otras clases, en forma de gorra o parte de una capa ancha.

Fue en los años 30

del siglo XX cuando aparecieron los primeros diseños de sudaderas, que recordaban a los modelos actuales.
La empresa Champion Products las creó pensando en los deportistas y los trabajadores de actividades físicas, que necesitaban una prenda cómoda y que les protegiese del frío.
Rápidamente se apreciaron las ventajas de este tipo de cobertura superior, por eso se crearon una serie de abrigadas y cómodas sudaderas también para estudiantes.
De manera muy rápida las sudaderas masculinas consiguieron unas connotaciones negativas, puesto que, por el hecho de tapar con ellas la cara, fueron muy usadas por personas del mundo criminal.
Con el tiempo, la sudadera se convirtió también en una prenda favorita de las subculturas como: skaters, grafiteros, raperos o hiphoperos.
Por este motivo, mucha gente hasta hoy en día asocia las sudaderas masculinas con capucha con adolescentes rebeldes y delincuentes.

Universalismo con un toque de vanguardia

Los actuales diseñadores de moda continuamente crean nuevas tendencias y valientemente modifican los clásicos, muy bien conocidos por todos los diseños de diversas prendas.
En el caso de las sudaderas masculinas, las más populares son las clásicas – puestas por la cabeza o abrochadas con ayuda de cremalleras, así como con capucha o sin este elemento.
Las sudaderas masculinas más clásicas pueden adornarse con detalles originales, con atractivas soluciones en el corte o colores llamativos.
Además de las habituales cremalleras, las sudaderas suelen abrocharse solo con botones o unidas por botones de remache.
Esta segunda versión, se relaciona con las clásicas sudaderas americanas de béisbol, las cuales recuerdan chaquetas de entretiempo, con ribetes y delicados cuellos altos.
Estos son los clásicos modelos preferidos por la mayoría de los adolescentes y hombres jóvenes.
Otra atractiva idea para modernizar el modelo estándar de sudadera, es el cuello en forma de chimenea que, con su característica colocación, recuerda un pañuelo atado alrededor del cuello, por lo tanto, añade a todo el look un toque de elegancia y encanto desenfadado.
Otra idea interesante para terminar la sudadera es una pequeña abertura con botones o una cremallera bajo el cuello, la cual puede estar cosida asimétricamente o en diagonal – desde la altura de la axila hasta el cuello.
Las sudaderas masculinas ganan puntos también en originalidad gracias a impresiones y colores, los cuales pueden ser increíblemente arriesgados.
La unión del clásico gris, granate o negro con los más actuales tonos neones da un efecto espectacular, y los diseños inspirados en estampados de animales, en el estilo militar o deportivo es la mejor propuesta para aquellos hombres que quieren estar al día en las actuales tendencias de moda.
Para los hombres que no tienen miedo a soluciones aún más vanguardistas, una idea interesante son las sudaderas con cortes modernos o con impresiones brillantes en colores plateados o dorados, es decir el ejemplo Glitter. De una forma también interesante, se presenta la unión de varios materiales.
Las sudaderas masculinas son normalmente de algodón, pero pueden estar enriquecidas por ejemplo con bordados de piel en colores contrastados, que además pueden estar acolchados.
Una tendencia actual en el mundo de la moda son los diseños en forma All Over Print, es decir, impresiones alrededor de toda la prenda o lo más grandes posibles en la parte delantera o en la espalda – en forma de gráfica, frase o números.
Una buena solución también son las sudaderas masculinas con parches.
En el caso de estos modelos, hay una regla obligatoria, cuantos más, mejor.
Cómodamente y con estilo, es decir, ¿cómo llevar las sudaderas masculinas?
Actualmente, las sudaderas masculinas tienen una gran popularidad y son llevadas con mucho gusto por muchos hombres.
Unos valoran la comodidad para el día a día, por ello la sudadera es un elemento inseparable de su estilo, en cambio otros, solo se ponen las sudaderas para estar por casa o para hacer deporte.
También, hay hombres que prefieren los clásicos trajes, o aquellos que mediante la ropa les gusta acentuar su carácter individual.
Sin tener en cuenta las preferencias de cada uno, con la utilización de la sudadera se puede crear estilos muy variados e interesantes.
Las sudaderas masculinas son un elemento fundamental del estilo o carácter streetwear.
Combinándolas con pantalones deportivos se puede crear una prenda para las calles de la gran ciudad.
Con este objetivo, lo mejor es elegir sudaderas anchas sin cremallera y con capucha.
Otra idea para un estilo cómodo con una sudadera como elemento principal, es la combinación con los clásicos vaqueros y con la parte superior menos oversize, mucho mejor sin capucha, pero con el cuello en forma de «chimenea” y con elementos decorativos – botones o cremalleras, bordados de piel o con costuras en colores llamativos.
Esto va a permitir crear un estilo casual, ideal para la ciudad, encuentros con amigos o salidas nocturnas.
También, como propuesta para el trabajo, si en la empresa no están establecidas reglas obligatorias de dress code. Asimismo, en el caso del típico estilo streetwear o casual, una buena elección son las sudaderas con impresiones atractivas.
En contra de la opinión general, las sudaderas masculinas son también una buena opción en caso de crear un estilo elegante.
A pesar de que no se puede crear un traje elegante típico, con suerte se puede componer un conjunto ideal para un hombre moderno como, por ejemplo, para una cita.
Muchos diseñadores, cada vez más proponen estilos mucho más rebuscados, en los cuales aprovechan las sudaderas masculinas, separándolas de las prendas anchas y sin forma, con detalles decorativos y con cortes casuales, jerséis modernos.
Estos diseños, armonizan con los clásicos vaqueros y pantalones chinos masculinos, además con zapatos de buen gusto, alejados del estilo deportivo.

pixel